Hace doscientos años nació un soldado, un héroe, y nuestro Padre de la Patria, Matías Ramón Mella. Nació el 25 de febrero del año 1816 en Santo Domingo. Fue militar y miembro de la sociedad secreta “La Trinitaria” que llevó a la República Dominicana a ser un país soberano e independiente. Mella fue el estratega militar de La Trinitaria, y este fue uno de los factores que hizo posible que nuestro país ganara todas las luchas que tuvo que enfrentar en el camino a la independencia. Asimismo, fue Mella quien la noche del 27 de febrero de 1844, anunció a todos los habitantes de esta tierra con un trabucazo en la Puerta de la Misericordia, que a partir de ese momento la República Dominicana era un país libre, soberano e independiente. Luego, cuando atentaron contra la soberanía del país, por la cual él tanto luchó con la anexión a España, Mella fue uno de los primeros en tratar de ponerle fin, pero desafortunadamente, por causa de una terrible enfermedad, murió el 4 de junio de 1864, antes de poder ver a su país libre nuevamente, pero aunque no podía luchar, incitó a los demás a seguir luchando diciendo: “Aún hay Patria, Viva la República Dominicana”. Y antes de morir pidió que su cuerpo fuera envuelto en la Bandera dominicana, demostrando nuevamente su gran amor a la Patria.

La vida de Mella fue muy importante para la historia dominicana, por eso es de gran importancia que celebremos el bicentenario de su nacimiento. Por este motivo, los estudiantes del CONSA hicieron un hermoso acto dedicado a la persona de Mella, resaltando sus virtudes y su grandeza, y además de esto, se creó un concurso en el que los estudiantes crearon pinturas, videos, poesías y canciones para honrar la figura de Matías Ramón Mella. Y ya que estamos celebrando este día, recordemos que debemos luchar por nuestra Patria, debemos luchar cada día para que nadie nos quite lo que aquellos hombres y mujeres nos dieron en 1844, y para que la vida de Mella, al igual que la de todos aquellos que lucharon por nuestra independencia, no haya sido en vano.